¿Violencia social o de Estado?

20 11 2008

Editorial

“la intensidad de la violencia no se mide sólo por los ataques a la vida y a la integridad de las personas,
sino, además, por la violación sistemática del derecho a vivir la vida dignamente”.

Irene Vasilachis de Gialdino, “Las otras formas de ser de la violencia”

En el México de inicios del siglo XX, ante la falta de representación real de las demandas e intereses de los distintos sectores sociales que de manera generalizada se insurreccionaron a partir de 1910, la nueva elite de poder revolucionaria recurrió a la violencia como medio de pacificación para lograr la conformación del Estado Moderno mexicano.

Este Estado se ha mantenido en paz a través del re-ordenamiento de territorios, poderes locales y leyes; del enaltecimiento de una identidad nacional en los hechos excluyente, racista y clasista; de un sistema político-social basado en tráfico de influencias, corrupción, abuso de autoridad; de represión de  Estado tanto abierta como encubierta, por medio de los cuerpos oficiales del orden y de otros no oficiales; de la marginación y explotación  de los más en favor de los menos. El sistema político en que se basa el Estado mexicano no es mas que una macroestructura que mantiene un falso orden y paz por medio de un ejercicio sistemático de la violencia.

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios